Futura capital regional: una apuesta a la sustentabilidad con el doble de áreas verdes y más infraestructura urbana

 

La creación de más áreas verdes, recuperación de espacios públicos, generación de una mejor y adecuada infraestructura para el uso de los chillanejos, además de una concientización en el buen uso de la leña para evitar las emisiones contaminantes en las épocas de otoño e invierno, son los factores que le garantizarían a Chillán convertirse en una ciudad sustentable ambientalmente, según comenta la doctora en Ciencias Ambientales y docente de la Universidad de Concepción campus Chillán, Mónica Montory.
Preocuparse de estos temas le permitirían a la futura capital regional de Ñuble ofrecer condiciones de habitabilidad amigables y con aceptables estándares de calidad de vida, opina la académica.
De acuerdo a cálculos municipales, actualmente la cantidad de metros cuadrados de áreas verdes por habitante bordean los dos, lejos de los nueve metros cuadrados que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS) como ideal urbano. No obstante, los índices se elevarán a corto y mediano plazo gracias a la nutrida cartera de proyectos que están en diferentes etapas de análisis.
Chillán verde
La municipalidad chillaneja anunció que el próximo año se aumentará de 382 mil a 750 mil los metros cuadrados de áreas verdes concesionadas, cuando oficialmente parta el nuevo contrato de mantención.
La idea es que la empresa que se adjudique el trabajo recupere y desarrolle nuevas zonas de prados y jardines, lo cual significará un reajuste al alza de los $720 millones que por ahora se invierten al año por el cuidado y mantención de la vegetación ornamental.
A la pronta administración de estos nuevos espacios públicos, se suman importantes iniciativas que dotarán a la comuna de al menos cinco hectáreas y media de áreas verdes a mediano plazo.
En un terreno de aproximadamente 1,5 hectáreas ubicado en el sector de Ultraestación, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) tiene planeado levantar un parque en un paño eriazo y subutilizado. Por ahora el proyecto se encuentra en etapa de licitación y, según estipulan las bases del concurso, se prevé que el próximo 1 de septiembre se entregue la adjudicación de las obras para las que se invertirán $1.750 millones. En tanto, las faenas no tomarán más de 240 días en realizarse.
A la vez, el gobierno comunal está preparando una iniciativa denominada “Parque Ferroviario Sector Ultraestación”, hito urbanístico que se propone levantar en un espacio de cuatro hectáreas y que daría continuidad al parque recreacional hacia el lado norte, llegando hasta la Avenida Ecuador.
Al mismo tiempo de dotar a los chillanejos de más áreas verdes, la idea también contempla una red de ciclovías, juegos para niños y museos, con el que se recuerde el pasado ferroviario de Chillán.
El proyecto se está planificando desde la Casa Consistorial con asesoría técnica del Minvu y al concretarse se valorizará el patrimonio material que duerme en el olvido desde hace muchos años.
Además está en análisis la elaboración del nuevo parque que se ubicará a un costado del aeródromo, en 25 hectáreas permutadas por el municipio a la DGAC.
Más infraestructura
Casi 10 kilómetros de ciclovías suma la urbe, situación que es entendida por las autoridades como insuficiente. Con el objetivo de ampliar la red, la Casa Consistorial presentó cuatro proyectos de ciclovías al Gobierno Regional por un monto ascendente a $4.211.489.000.
Las céntricas calles Gamero, Arauco, Arturo Prat y las avenidas Brasil, Ecuador, Argentina, Collín y Los Puelches son algunas de las arterias por donde se tiene planificado construir las vías exclusivas, en una de las ciudades del país con mayor cantidad de ciclistas por habitante, según reveló el estudio realizado por la Universidad Católica el año 2014.