¿Qué opinan los candidatos a la Presidencia sobre la Región de Ñuble?

 

La creación de la Región de Ñuble ha sido tema obligado de los candidatos en período de campaña.

Sucedió con Sebastián Piñera, en 2009; y Michelle Bachelet, en 2013. Ambos se comprometieron con la iniciativa local, y en sus respectivos gobiernos, la reimpulsaron, luego que a fines de 2005, el ex Presidente Ricardo Lagos optara por enviar los proyectos de ley que creaban las regiones de Arica y Parinacota y Los Ríos, postergando así las aspiraciones ñublensinas.

Durante la campaña de 2009, Sebastián Piñera se comprometió en la medialuna de Chillán a respaldar el proyecto, y en la recta final de su Gobierno se licitó el estudio “Línea Base, Consideraciones y Propuestas Técnicas para determinar la pertinencia de la creación de la nueva Región de Ñuble”. La Subdere adjudicó en 2013 el estudio a la Universidad de Concepción, y los resultados fueron entregados en enero de 2014.

Luego, durante la campaña presidencial, Michelle Bachelet se había comprometido en noviembre de 2013, en Chillán, a enviar el proyecto de ley, lo que ocurrió finalmente el 20 de agosto de 2015, cuando firmó el texto legal en la sala Schäfer. El 1 de septiembre la iniciativa ingresó al Congreso, y desde ese entonces han transcurrido 21 meses, encontrándose ésta ad portas de ser despachada, en segundo trámite, desde la comisión de Gobierno Interior de la Cámara de Diputados.

Hoy, si bien gran parte de la tarea legislativa está hecha, surge un nuevo desafío: la implementación. Por ello, la determinación de quien asuma el próximo Gobierno y su respaldo a la nueva región serán fundamentales a la hora de obtener los resultados esperados.

Los siete candidatos presidenciales que han oficializado sus aspiraciones hasta el momento, se han referido al tema durante sus visitas a la zona. Algunos más de acuerdo, otros menos; todos tienen opinión.

Sebastián Piñera
El respaldo del ex Presidente a la iniciativa viene desde 2009, y lo ha reafirmado la mayoría de las veces que ha visitado Chillán. En octubre de 2016, incluso, sostuvo que “Me gustaría firmarlo (el proyecto), porque creo que es una provincia que tiene los fundamentos necesarios para ser una nueva región, porque no solo basta con querer serlo, sino que se debe contar con infraestructura adecuada y también la capacidad”.

Piñera abogó en ese momento porque Ñuble, con su nuevo título administrativo, pudiera contar con las herramientas necesarias para afrontar los desafíos que le esperan. “Es un proyecto que representa fielmente el anhelo y las esperanzas de mucha gente, y por lo tanto, está avanzando; no sé si le va a tocar a éste o al próximo Presidente firmar la ley, lo importante es que Chile avance hacia una verdadera descentralización efectiva y que las regiones tengan atribuciones, recursos y que también asuman sus responsabilidades”.

Pese al compromiso demostrado, en la última visita del precandidato a la ciudad, el 6 de mayo, omitió toda referencia a la nueva región; en tanto en Concepción sostuvo que “había que estudiar mucho mejor los proyectos de regionalización”. Desde su entorno, desdramatizaron el hecho, señalando que para Piñera, “es un hecho la creación de la nueva región”.

Manuel José Ossandón
“Todos quieren ser región, pero creo que la verdadera descentralización está en otorgar más poder y recursos a los municipios, que conocen de cerca las necesidades de la ciudadanía”, sostuvo el precandidato de RN, Manuel José Ossandón en su última visita a Chillán, el año pasado.

“Yo voté a favor del proyecto que crea la nueva región, pero creo, siendo muy sincero, que los problemas de Ñuble no se van a acabar al ser región. Creo que en lo que tenemos que avanzar es en el proceso de descentralización, y si hay recursos y facultades, por supuesto que les puede ir bien, pero hoy la cosa está con muy pocos recursos y está además la elección de intendente, figura que está absolutamente de adorno. Quiero ser súper transparente, la gente de Ñuble tiene que analizar la profundidad del tema, además de las cosas a favor y en contra”, dijo.

Felipe Kast
Bastante escéptico se mostró el candidato de Evópoli, Felipe Kast, respecto del proyecto.

“Me preocupa que les metan el dedo en la boca y que finalmente se arme una nueva región y que sea una de las más pobres de Chile, donde al final, de los recursos que hoy día se reparten en una región, se ocupe un 20% de eso, por ejemplo, para pagarle a los nuevos funcionarios que van a tener. Por lo que puede terminar más empobrecida de lo que es actualmente como provincia. Que las autoridades hagan bien la pega, y si arman una región nueva, que la hagan con recursos, poderes reales, y no con estos intendentes de cartón que pretenden sacar, cuyo poder será inferior al de un alcalde”, manifestó.

Carolina Goic
La candidata DC ha estado desde un principio alineada con la iniciativa.

“Estoy absolutamente de acuerdo con el proyecto que crea la Región de Ñuble, y varias veces he planteado públicamente mi compromiso. Es una aspiración de muchos años de quienes habitan en esta provincia, que tiene que ver con reconocer su identidad, pero sobre todo, permitirles expresarla. Solo reafirmar que una cosa es la creación de la región y también el respaldo para todo lo que implica, donde esperamos avanzar en las atribuciones para las primeras autoridades regionales, para los gobernadores regionales en su elección de forma democrática; pero también en cómo los partidos políticos nos acercamos a los territorios”, aseveró.

Y agregó: “Todas las veces que me ha tocado estar en la zona he asumido el compromiso. Reconozco a todos quienes han estado detrás de la iniciativa, y quiero respaldarla, no solo como proceso de descentralización, sino que como una senadora de una región extrema y que a pesar de la distancia, somos capaces de fortalecer una identidad que nos distingue dentro de un Estado unitario”.

Alejandro Guillier
El representante del PR, PS, PC, PPD, MAS e IC también  ha respaldado el proyecto desde un principio.

“Cada región tiene una realidad diferente y requiere de políticas públicas acotadas, no la cosmovisión desde Santiago. Debemos comenzar a entender los problemas del país desde las regiones. Cada región debe tener, además, la proyección estratégica de qué quiere ser a partir de lo que es, generando cadenas de valor. En la futura Región de Ñuble se debe colocar valor agregado a la agroindustria y a la industria maderera. Una región tiene que ser un articulado, primero, cultural, de identidad, de modo de vida; pero además, debe tener un proyecto a futuro, el cual debe preguntársele a su gente”. Y enfatizó: “La nueva Región de Ñuble expresa una identidad cultural y productiva que marca la diferencia con la actual Región del Bío Bío”.

Beatriz Sánchez
Hace pocos días, la precandidata del Frente Amplio estuvo en Chillán, y manifestó su respaldo a la iniciativa.

“Conozco mucho Chillán y Concepción y no sé si puedan existir zonas más distintas que pertenezcan a una misma región. Si hablamos de identidad y de las formas de hacer las cosas, ambas ciudades son muy distintas, porque tienen hasta estímulos económicos distintos. Eso muestra el porqué se intenta esta separación. Uno entiende lo mal que puede quedar Ñuble cuando todo se concentra en Concepción y Talcahuano. Es una lucha muy atendible que hay que escuchar, porque creo justamente que desde los territorios hay que escuchar lo que pasa y sobre esa base, tomar las decisiones, no solo en Santiago, y no solo mirando una fórmula económica. Estas son decisiones políticas, entonces me parece que si ya en Ñuble la conversación apunta a que sea región, es atendible y la excusa no es económica, aquí se trata de decisiones que impactan en lo social, no solo en lo económico”, remató.

Alberto Mayol
El también representante del Frente Amplio, se refirió al proyecto de ley hace dos años, cuando visitó Chillán en su calidad de sociólogo.

“Es una idea que bien hecha, puede ser muy importante, pero requiere de mucho trabajo, detalle y de un gran diseño no solo de la zona, sino de lo que está alrededor. Es absurdo diseñar una zona específica como Ñuble, con todo lo que está en su entorno inmediato, no diseñado. No tiene lógica. Tenemos que pensar cómo es el proyecto de desarrollo del país en su conjunto, y desde ahí cada región ver cómo puede insertarse. Tal vez se puede tener mucho más poder en las regiones, con más diputados y senadores, siempre cuando se respete que sean de la zona. Pero hay que tener cuidado. Creo que falta un poco de sensibilidad y criterio. Hoy la institucionalidad de las regiones es mala y padece de un problema estructural”, sostuvo Mayol, quien reforzó la tesis de que el centralismo político y administrativo de Chile no traería mayores dividendos a la Región de Ñuble.